El ISO en la fotografía: Qué es y cómo usarlo

ISO-camara-de-fotos

El ISO en fotografía digital es uno de los ajustes clave de tu cámara que debes conocer si quieres hacer buenas fotos. Es la medida de la sensibilidad con respecto a la cantidad de luz que recibe el sensor de una cámara digital. Cuanto más alta sea la sensibilidad ISO, más sensible será el sensor de tu cámara y menos luz necesitará para producir una imagen. Esto puede ser útil en situaciones de poca luz o cuando quieras congelar el movimiento con una velocidad de obturación rápida. En este artículo del blog, hablaremos de lo que es el ISO y de cómo utilizarlo para mejorar tu fotografía.

¿Qué es la sensibilidad ISO y cómo funciona?

ISO (International Standard Organization, u Organización internacional de Normalización en español) se refiere a la sensibilidad a la luz del sensor de una cámara, así que cuanto más alto sea el número ISO, más sensible será a la luz. Esto significa que puedes utilizar un ajuste más bajo en situaciones de mucha luz o uno más alto en situaciones de poca luz y todas las cámaras digitales lo utilizan

La sensibilidad ISO es uno de los tres ajustes imprescindibles en fotografía que, junto con la velocidad de obturación y la apertura de diafragma, forman el triangulo de exposición y afecta directamente a la calidad de imagen.

La sensibilidad genera un efecto en la imagen que te resultará familiar a la vez que molesto en la fotografía digital: el Ruido.

El ruido es una consecuencia directa del ISO, que ofrece de forma natural una imagen granulada, así que cuanto más alto sea el valor, más ruido tendrá la imagen y será de menor calidad. Por otro lado, cuanto menor sea el valor, menor ruido también y mayor calidad de imagen.

¡Ahora ya conoces uno de los trucos para hacer fotos impresionantes! Mantenlo lo más bajo posible siempre que puedas.

Pero todavía queda mucho por aprender, así que vamos a hablar de cómo puedes utilizarlo para mejorar tus fotos.

¿Cómo utilizar el ISO correctamente en fotografía?

Una de las ventajas de utilizar una sensibilidad ISO alta es que te permite hacer fotos en situaciones de poca luz.

Imagínate que vas a hacer una foto de un paisaje en un día soleado y no llevas trípode. Para conseguir una exposición correcta en modo Manual necesitarías aproximadamente estos valores:

  • ISO: 100
  • Velocidad de obturación: 1/1000
  • Apertura de diafragma: f8

Haces la foto y obtienes una buena exposición. Hasta aquí todo bien, ¿no?

Si, bajo esas mismas condiciones, el día estuviera muy nublado en vez de soleado, obtendrías una foto subexpuesta debido a la poca cantidad de luz que necesita el sensor.

Para contrarrestar esa subexposición y obtener una exposición correcta, manteniendo la apertura y la obturación del ejemplo, sólo puedes hacer una cosa: Subir el ISO. Al subirlo hasta el valor necesario conseguirás mantener la obturación a 1/1000 y el diafragma a f8, pero ganarás algo de ruido en la imagen.

Por supuesto también puedes modificar los otros dos ajustes, pero ese es otro tema que no explicaré aquí.

Otra forma de utilizar el ISO es para congelar el movimiento si no tienes luz suficiente.

Si intentas fotografiar un objeto en movimiento, como un pájaro en vuelo, tendrás que utilizar una velocidad de obturación rápida, pero si no hay suficiente luz, tu foto será demasiado oscura. Aumentando un poco el ajuste ISO, puedes dejar que entre más luz en la cámara para poder seguir utilizando una velocidad de obturación rápida sin sacrificar la calidad de la imagen.

Te habrás dado cuenta que en el primer ejemplo te he dicho que ganarías ruido y en el segundo no, ¿acaso estoy loco?

No estoy loco, todo depende del sensor de tu cámara y de cuánto subas el ISO.

Para ponértelo fácil, te dejo una tabla con los valores aproximados a tener en cuenta:

  • ISO 50-200: Baja sensibilidad – Ruido imperceptible
  • ISO 400-800: Sensibilidad intermedia – Ruido moderado
  • ISO 1600 o mayor: Alta sensibilidad – Ruido muy alto

Ten en cuenta que las cámaras Full Frame, que tienen un sensor más grande que las APS, tienen mayor tolerancia al ruido. Incluso así, las más modernas Full Frame, especialmente las mirrorless tienen mayor tolerancia todavía, lo que te puede llevar a reducir en 1 la tabla que arriba te menciono.

Dicho de otra forma: En la mayoría de los casos, cuanto más cara y moderna sea tu cámara, mayor ISO podrás utilizar sin que se note tanto ruido.

¡Bendita tecnología!

¿Cómo ajustar el ISO en la cámara?

Ya que es uno de los tres ajustes principales, suele haber un botón accesible para ello, aunque depende de tu cámara que esté en un sitio o en otro. Normalmente lo encontrarás en la parte trasera de la cámara, donde están el visor, la pantalla y los otros botones, o en la parte de arriba. Simplemente púlsalo y con la rueda o el dial selecciona el ajuste que quieras.

También puedes cambiarlo desde el menú de la cámara, pero es una opción mucho más lenta que te hará perder más de una foto.

En la mayoría de las cámaras podrás elegir entre un ajuste ISO automático o un ajuste específico. Si eliges ISO automático, la cámara ajustará automáticamente la sensibilidad en función de las condiciones de iluminación.

Esto puede ser útil si no estás seguro de qué ajustes utilizar en una situación concreta, pero si quieres tener más control sobre tu fotografía, ¡te recomiendo que elijas un ajuste específico!

Consejos para utilizar bien los ISO altos en fotografía

Si vas a utilizar un ajuste ISO alto porque no tienes otra opción, hay algunas cosas que puedes hacer para minimizar la cantidad de ruido en tus fotos:

  • Utiliza un trípode: Esto te ayudará a mantener tu cámara quieta para que tu foto no salga borrosa. Si necesitas usar una sensibilidad ISO tan alta, con total seguridad tengas una velocidad de obturación lo suficientemente lenta como para necesitar usar un trípode.
  • Dispara en formato RAW: Esto te dará más flexibilidad a la hora de editar la foto y facilitará la eliminación del ruido, pero recuerda que cuanto más alto sea el valor que utilices, menor será la calidad de imagen, y esto no se puede arreglar.
  • Utiliza un software de reducción de ruido: Esto puede ayudar a eliminar cualquier ruido que quede después de haber editado tu foto. Hay muchos programas disponibles pero, a no ser que necesites algo muy específico, usa Adobe Photoshop o Adobe Lightroom, ya que se comportan muy bien en casi todas las situaciones posibles y reducirá la cantidad de software que utilices, mejorando tu flujo de trabajo.

Conclusión

Ahora que sabes qué es, qué hace y cómo usar el ISO, ¡sal a experimentar! no hay otra forma de aprender. Prueba a utilizar ajustes muy diferentes, en diferentes situaciones y comprueba qué es lo que mejor te funciona.

¡No te olvides de divertirte! La fotografía debe ser agradable, así que si no la disfrutas, prueba con otra cosa porque hay muchos otros aspectos de la fotografía que pueden resultarte más interesantes.

Si tienes dudas al respecto no olvides mencionarlo en la caja de comentarios. ¡Espero haber aclarado tus dudas!

¡Compartir es gratis y ayudas a mucha gente!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Esteban Garí
Esteban Garí

Me defino como un fotógrafo detallista, natural y exigente, siempre curioso e inquieto y probando muchas cosas nuevas que, a veces funcionan y otras no tanto.

Más sobre mi

Últimos Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡No te pierdas nada!

Recibirás un email semanal con los artículos publicados.

Esteban Garí | Heartmade Photography
T. (+34) 638 578 741 M. info@estebangari.com